Cali-Distrito y La Buitrera-Localidad

¿UNA FALACIA O UNA OPORTUNIDAD?

Al igual que la mayoría de los habitantes de La Buitrera, nuestra prensa local LA CASA DEL GUATIN estaba desinformada sobre el proyecto “CALI-DISTRITO” hasta el mes de enero 2022. Inquietudes de vecinos, comentarios varios y retroalimentación de los demás corregimientos rurales de Cali nos convencieron en interesarnos en este proceso de reestructuración administrativa.

La idea de base de este proyecto es desconcentrar la administración del territorio para colocar los centros de decisión y de atención mas cerca de los ciudadanos. Es una ley de la República (ley 1933 del año 2018). A diferencia de lo que muchos pensaban en Cali, esta reorganización no va a permitir acceso a mas recursos del Estado Central. Al contrario, corre el riesgo de generar mas gastos administrativos (sedes municipales y funcionarios). Su “utilidad” no está tan clara y es parte del debate. La Alcaldía de Cali, que había dejado este proceso en reposo por mas de dos años (años “Covid”), lo retomó en octubre 2021 y quisiera presentar una propuesta consensuada al Concejo municipal en junio de este año. Retomó el proceso de consulta que había iniciado la Administración municipal anterior y había llegado a un “callejón sin salida”: una oposición tajante de todos los corregimientos a la “idea” de desconcentrar el territorio en seis localidades de tipo “urbano-rurales” con una población media de 400.000 habitantes cada una. La ruralidad no quería ser “asimilada” en unidades urbanas grandes; los problemas diarios son diferentes entre urbanos y rurales; la forma de pensar es diferente.

La Administración municipal actual nombró un equipo de trabajo de unos 30 profesionales para reactivar el proceso de consulta, re-trabajarlo y encontrar la mejor propuesta para someterla al Concejo municipal en junio de este año, a saber: en unos dos meses.

La Alcaldía aceptó armar un grupo de trabajo con lideres comunitarios de La Buitrera, y LA CASA DEL GUATIN terminó coordinando este grupo que se reúne casi cada sábado en El Plan, a solas o con representantes de la Alcaldía que han colaborado activamente, en la medida de sus capacidades, en aportar datos y elementos para el debate. Los temas principales abordados han sido la parte legal, planeación del territorio, catastro y hacienda.

Si bien la propuesta inicial “heredada” era de localidades “urbano-rurales”, la Alcaldía entendió la inconformidad de la comunidad rural, y la necesidad de albergar los corregimientos rurales en localidades meramente rurales. La gran pregunta es: ¿cuántas localidades, para cuales tareas y con qué nivel de autonomía? (existe un gran debate sobre los conceptos de delegación vs desconcentración vs descentralización).

La decisión la tiene el Concejo de Cali, pero no la puede tomar sin el acuerdo de los interesados. Y los principales interesados somos los habitantes de los corregimientos. Aquí va la razón por la cual La Buitrera se involucró y coordina reuniones con la Alcaldía y los demás corregimientos.

¿UNA FALACIA O UNA OPORTUNIDAD?

Nuestras primeras conclusiones:

  1. El proyecto de Distrito, tal como está concebido, no aporta mucho a la ciudadanía ni a la ciudad, requiere tiempo y tiene costos altos de implementación.
  2. Mas la situación actual de administración del territorio rural no nos satisface: nos está llevando al caos; hay de todos modos que reformarla, así que tratemos de aprovechar el proyecto Cali-Distrito para ello.
  3. La reorganización del municipio en “localidades” (alcaldías menores), por ley, solo se puede hacer vía desconcentración de funciones y tareas, no vía descentralización. Es una lástima pero así es.
  4. La transformación de nuestros corregimientos, solos o asociados, en “localidades”, sería de todos modos una mejora comparando con la situación actual. A menor escala (corregimiento o vereda) mayor eficacia y mayor democracia local, pero también, en parte, mayores costos administrativos.
  5. A diferencia de lo que pensaban y decían las Administración municipales anteriores, La Buitrera (las 4 veredas históricas) aporta mucho más dinero a la Alcaldía de lo que la Alcaldía devuelve a nuestra zona (sub-corregimiento); el financiamiento de una “localidad Buitrera” no sería por lo tanto mayor problema, más aún que los “rurales” no somos tan burocráticos como las grandes alcaldías urbanas: hacemos mucho con poco.
  6. En consecuencia, el tamaño ideal de una localidad, o alcaldía menor, sería el mismo sub-corregimiento (4 veredas). Opcionalmente podría ser una agrupación de La Buitrera con Villa Carmelo y/o Pance, ya que estos tres corregimientos comparten cuencas y tienen conexión vial entre sí sin la necesidad de bajar a la ciudad.
  7. A pesar de no poder contar con la necesaria y esperada descentralización , pues la Ley no lo permite, vemos esta opción de localidad desconcentrada como una oportunidad para romper con la tendencia actual al caos, y aprender a trabajar en forma coordinada con una Administración central (uno para todos; todos para uno).
  8. De no lograrlo, nos quedarían dos caminos: aceptar que, como territorio aledaño a una gran ciudad, sigamos degenerando (densidad de viviendas, medio ambiente, seguridad, vías, ordenamiento, democracia, etc.) o solicitar a la Asamblea departamental la “municipalización” de nuestro territorio para poder finalmente actuar directamente sobre lo nuestro.
Para inquietudes o aportes escribenos ya mismo

Contacto

Ponemos a disposición de la comunidad buitrereña estos medios de contacto en los que estaremos atentos a recibir todo lo que nos quieran compartir.

Dí Hola!

info@lacasadelguatin.co

Hablemos

301 332 3763

Escribe tus comentarios aquí