Callejón Cascabeles «Sí podemos»

Es el grito del callejón Cascabeles que se parece al “¡YES, WE CAN!” del expresidente Obama.

Tuve la suerte de vivir en el callejón Cascabeles durante unos 10 años, el siglo pasado. Eran otros tiempos; poca gente; una avícola; grandes lotes.

Pasó el tiempo. Se cerró la avícola con su matadero de aves. Se parcelaron y lotificaron las fincas. Hay muchas casas hoy en día. Este callejón es uno de los más largos de nuestro (sub)corregimiento.

¿Y cómo quedó la vía treinta años despues? Pues igual, aparte de las huellas de concreto en sus dos puntas (saliendo de “Fátima” y llegando al callejón “Colinas”). Nada fácil de transitar sobre ella en invierno para tantos (nuevos) habitantes. Mas aún que este callejón es una vía alterna para ir de la “Buitrera media” hacia el Plan, evitando Girasoles y el Portento. Es casi nuestra “circunvalar”.

Fotos del vecindario

El municipio instaló hace unos 10 años el alumbrado público que, por supuesto, no existía el siglo pasado, pero no hizo arreglo alguno de la carretera. Los vecinos se aburrieron de solicitar al Municipio su pavimentación, o al menos huellas de concreto, directamente o a través de la JAC y JAL, hasta que hace año y medio “tomaron el toro por los cuernos”. Bajo el impulso del Maestro Jairo García y de su vecino Ivan, los habitantes decidieron hacer la carretera ellos mismos, con financiamiento de los vecinos, metro por metro según el flujo de caja. Puede que se demoren cinco años, pero la obra avanza, tramo por tramo, con determinación y alegría. Algunas casas ponen dinero, otras, mano de obra. Solo se trabaja los domingos y festivos. Cada casa aporta una cuota del al menos 100.000 pesos. Para recoger fondos adicionales, la Comunidad hace festividades locales. Tuvimos la oportunidad de compartir una olla comunitaria y un sapo.

Fotos de los vecinos

Con toda su experiencia de maestro, y en particular de huellas de concreto en fincas, don Jairo es también el diseñador de la vía, tanto de las huellas como de las cunetas de desagüe. Y no es nada fácil manejar las aguas de lluvia en nuestro territorio montañoso. ¡Bravo, maestro!, y ¡bravo comunidad unida de Cascabeles! No solo están haciendo una vía, sino que nos están mostrando a todos un camino de colaboración comunitaria.
Quedan algunas preguntas ingenuas del GUATÍN: ¿Será normal que tengamos TAMBIEN que financiar, nosotros los vecinos, la pavimentación y arreglo de nuestras vías? ¿No será que es la función del Municipio hacerlo gracias a nuestros impuestos ICA y catastrales, que además se dispararon estos últimos años? ¿Para dónde van nuestras contribuciones financieras a la “vaca colectiva” del Municipio?

Para inquietudes o aportes escribenos ya mismo

Contacto

Ponemos a disposición de la comunidad buitrereña estos medios de contacto en los que estaremos atentos a recibir todo lo que nos quieran compartir.

Dí Hola!

info@lacasadelguatin.co

Hablemos

301 332 3763

Envía tu comentario aquí