Del Internet y otros males

Es innegable lo mucho que han cambiado los negocios, las relaciones sociales y el aprendizaje gracias al internet. Tener acceso inmediato a un mundo de información de forma libre nos permite no sólo realizar compras y transacciones desde cualquier dispositivo con conexión a internet, sino que también nos permite estar informados de las últimas tendencias en noticias, cultura y demás.

Si bien antes de marzo del 2020, tener conexión a internet en casa era más una comodidad que una necesidad, esto cambió radicalmente por las contingencias del COVID-19: muchas personas pasaron de desplazarse a sus trabajos a hacer “home-office” y estudiantes de colegios y universidades vieron (y siguen viendo en el caso de muchas instituciones) clases por Zoom, Google Meets, Canva y demás. Esto claro presenta un problema cuando tal acceso “democrático” a la conexión de internet y no es tan democrático como se plantea inicialmente. No es cuestión de este artículo centrarse sobre este último aspecto de la conexión a internet, sino en la prestación del servicio en el Corregimiento.

Primero, el internet no es (aún) un servicio básico y por lo tanto hay muchos hogares que no cuentan con los recursos para acceder al mismo; esto presenta de por sí un gran problema ya que generó una gran grieta entre las personas que pudieron tener conexión el último año y quienes no. Segundo, puesto que la Buitrera es un área rural, la conexión y servicio no son óptimos. Aquellos que estuvimos trabajando desde casa este año sabemos las dificultades que el mal servicio y fallas técnicas presentaron para el cumplimiento de nuestras labores desde casa, esto sin agregar las constantes fallas de energía tan comunes en el Corregimiento.

Actualmente hay alrededor de ocho proveedores principales de internet en el corregimiento (*) y los costos y calidad del servicio varían dependiendo del sector y a veces, hasta del clima.
Los costos varían y tornan alrededor de $50.000 por mes para 5 megas y $70.000/mes para 10 megas. Hay que sumar un monto, alrededor de 150.000 pesos, para conexión y routers o reguladores.

Personalmente, he tenido internet con tres de estas compañías (una de ellas Emcali) con diferentes experiencias: servicio intermitente, conexión lenta en horas pico, daños generales, menos megas de navegación que el plan contratado, etc.

Infórmese y tome una decisión frente a qué proveedor le conviene más y no dude en reportar fallas a la compañía y exigir reembolsos cuando los daños son frecuentes, así como en informar a LA CASA DEL GUATIN (guatin@lacasadelguatin.co) cuál es su experiencia para poder compartirla con los vecinos, en la revista papel o en el Blog de la WEB: www.lacasadelguatin.co

Por mi parte, cambiaré hacia mi cuarto proveedor de internet; vamos a ver cómo nos va.

Para inquietudes o aportes escribenos ya mismo

Contacto

Ponemos a disposición de la comunidad buitrereña estos medios de contacto en los que estaremos atentos a recibir todo lo que nos quieran compartir.

Dí Hola!

info@lacasadelguatin.co

Hablemos

301 332 3763

Envía tu comentario aquí